El gigante informático HP suprimirá hasta 9.000 empleos en todo el mundo

El español Enrique Lores asumirá de manera efectiva el próximo 1 de noviembre el cargo de consejero delegado.
El fabricante estadounidense de ordenadores personales e impresoras HP eliminará entre 7.000 y 9.000 puestos de trabajo en todo el mundo durante los tres próximos años, lo que equivale a un ajuste de entre el 13% y el 16% de su plantilla, que ronda los 55.000 empleados, según ha anunciado la multinacional, que desde el próximo 1 de noviembre tendrá al frente al español Enrique Lores, quien ocupará el cargo de presidente y consejero delegado.

HP pretende llevar a cabo este recorte de plantilla mediante una combinación de bajas voluntarias, jubilaciones anticipadas y despidos, con un coste estimado para la compañía de unos 1.000 millones de dólares (911 millones de euros), de los que unos 100 millones serán contabilizados en el cuarto trimestre de 2019 y otros 500 millones de dólares en el ejercicio 2020, mientras que el resto se repartirá a partes iguales entre 2021 y 2022.

Con estas medidas, que la multinacional de Palo Alto espera completar en 2022, HP calcula que logrará un ahorro anualizado de costes de unos 1.000 millones de dólares para finales de 2022.
"Estamos tomando medidas audaces y decisivas a medida que nos embarcamos en nuestro próximo capítulo", declaró Lores, destacando que existen oportunidades significativas de crear valor para los accionistas una transformación agresiva de la forma en que trabaja la compañía.

Por otro lado, el fabricante de hardware ha anticipado un beneficio por acción de entre 1,98 y 2,10 dólares en su ejercicio fiscal 2020, con una generación de flujo de caja de libre de al menos 3.000 millones de dólares (2.733 millones de euros) y un incremento del 10% en el dividendo trimestral previsto y el retorno de los accionistas mediante recompras de acciones propias.

Enrique Lores se convertirá el próximo 1 de noviembre en presidente y consejero delegado de HP, donde ha desarrollado una carrera de 30 años y presidía desde 2015 la división de Imagen, Impresión y Soluciones, en sustitución de Dion Weisler, quien presentó su dimisión por su deseo de regresar a Australia ante un problema familiar de salud.

En el conjunto de los nueve primeros meses de su año fiscal, HP obtuvo un beneficio de 2.764 millones de dólares (2.497 millones de euros), un 28,7% menos que los 3.876 millones de dólares (3.059 millones de euros) del mismo periodo del ejercicio anterior, mientras que los ingresos se incrementaron un 0,6%, hasta los 43.349 millones de dólares (39.163 millones de euros).

FUENTE: https://elpais.com/economia/2019/10/04/actualidad/1570177520_131632.html