LA NASA PREPARA EL LANZAMIENTO DE SU PRÓXIMO “CAZADOR DE EXOPLANETAS”, EL TESS

Encontrar vida en el espacio exterior sigue estando dentro de los principales objetivos de la NASA y es algo que no esconde. De hecho, uno de sus próximos y más importantes proyectos supone dar un paso importante en la “caza” de nuevos planetas que puedan mostrar indicios clave de que existe vida más allá de nuestra atmósfera.

El próximo 16 de abril, Cabo Cañaveral será testigo del lanzamiento del TESS (Transiting Exoplanet Survey Satellite) que se situará en una órbita de 13,7 días alrededor de la Tierra gracias a un cohete Falcon 9 de SpaceX . Se trata de una órbita que no ha sido usada con anterioridad y se encuentra a unos 107.000 km de distancia en su punto más cercano a la Tierra y a unos 373.000 km en su punto más lejano. La idea es que pueda mantenerse estable dentro de ella durante décadas sin tener que llegar a corregir su movimiento.

El TESS estará dotado de 4 cámaras de ángulo amplio que cubrirán el 85% del cielo y que en un periodo de dos años logrará investigar al menos 26 sectores diferentes en los que tratar de encontrar exoplanetas. Su principal objetivo es capturar un fenómeno que se denomina “tránsito” y que es el momento en el que un planeta pasa por delante de su estrella, lo que hace que esta brille con menor intensidad. Esto permite a los astrónomos hacerse una mejor idea del tamaño y de la composición del planeta.

Con este lanzamiento se espera jubilar así al telescopio Kepler, el cual se está quedando sin energía y dejará de estar operativo en breve. Gracias a esta sustitución, se mejorará también el cambio de visión, ya que el Kepler se encuentra en una órbita solar que captaba imágenes en una sola dirección, cuando el TESS lo hace de forma mucho más amplia. También lo hará a zonas más cercanas, a apenas 300 años luz de distancia, cuando el anterior podría llegar hasta exoplanetas que se encontraban a miles de años luz de distancia.

Estaremos atentos de todos los descubrimientos que están por llegar.