Chrome bloqueará a partir de ahora toda la publicidad molesta e intrusiva

Adblock Plus ya forma parte del navegador Google Chrome. Se trata de una herramienta que solo bloquea la publicidad molesta. Es una forma de combatir el perjuicio que producen los 'adblockers' más populares.

Google acaba de estrenar una nueva herramienta que a partir de ahora formará parte de su navegador Chrome, un adblocker o bloqueador de anuncios pensado para que sus usuarios puedan navegar por la red cono comodidad. Esto puede parecer extraño, puesto que Google, como todas las empresas con negocios online, obtienen el grueso de sus ingresos de la publicidad.

¿Por qué hacer entonces algo que parece que va en su contra? La compañía es consciente de que el creciente número de usuarios que instalan adblockers en sus ordenadores y teléfonos móviles (entre un 20% y un 40% de los internautas) se debe a la mala praxis de algunas compañías y páginas web a la hora de insertar publicidad. La publicidad agresiva, los anuncios molestos que dificultan la navegación (publicidad que tapa toda la pantalla, anuncios que es difícil cerrar, vídeos que se reproducen con el sonido activado de forma automática...), ha sido la causa de la popularización de estas herramientas de bloqueo. Esta publicidad va en contra de los estándares definidos por la Coalition for Better Ads, una coalición de la que forman parte Google, Facebook y Microsoft, entre otros, que busca promover una publicidad online responsable y de calidad.

Lo que hace el nuevo Adblock Plus que incluye Google Chorme es respetar estos "buenos anuncios" y eliminar solo los que no se ajustan a las normas recomendadas por el programa Better Ads Experience. Google enumera 12 tipos de anuncios indeseables que son neutralizados por su adblocker, cuatro en la navegación de escritorio y ocho en la navegación móvil. Se bloquearán por ejemplo los anuncios que parpadean, los que ocupan más de un 30% de la pantalla del teléfono, los emergentes, los que se abren antes de cargar la página que quieres ver... Eso sí, antes de bloquear de forma definitiva los anuncios de una web, Google enviará un mensaje a los responsables de la misma para darles una oportunidad de que retiren la publicidad intrusiva. Tendrán 30 días para hacerlo. Con esta iniciativa, Google pretende satisfacer las necesidades de los usuarios y frenar el uso de adblockers que perjudican gravemente a miles de empresas.

FUENTE: https://www.20minutos.es/noticia/3263583/0/google-chrome-estrena-adblock...